images8W9HKXYQLa semana anterior me columpié en mi elección de estrenos, tal y como confesé, pero en ésta he de decir que he hecho pleno: he visto la de los Coen, la de “El abrazo de la serpiente”, la del chalado Kauffman “Anomalisa”, y hasta la española de Ramón Termens, “El mal que hacen los hombres”. Y varias más, pero tampoco es cosa de presumir porque para presumir ya están los de los Oscar. He hecho una quiniela, pero no la haré pública aquí para no deprimirme luego. Mis críticos de cabecera también han hecho sus deberes y han visto las pelis de estreno. ¡A ver, qué vida!, como decía mi abuela.

Supongo que hay que empezar por la de los Coen, el “¡Ave César!”

Carlos Boyero considera la película de los Coen graciosa, pero sólo a ratos, y detalla esos ratos:

184167_jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxxComo intentar transformar a un acrobático actor de westerns, con mínimo cociente mental, en un seductor con matices. O la conjura de los guionistas concienciados para que siendo fieles a las doctrinas de Marx y a su interpretación del capitalismo, deduzcan que su despreciada situación puede cambiar secuestrando a una estrella especializada en las películas de romanos, en las miserias o actitudes grotescas que existen detras del glamour que exhiben en la pantalla.

Yo creo que también le pongo algunas pegas, pero al final de mi comentario en ABC:

… todos construyen un divertido y satírico ¿homenaje? al mundo Hollywood, y todos tienen sus momentos estelares, porque, en el fondo, es una película de muchos momentos estelares, muchos guiños y mucho brochazo de color. Pero, al menos desde mi butaca, no se acierta a ver el sentido del cuerpo entero, su magnitud, lo que se queda pegado al irte.

Y también advierto cierta reticencia en la crítica de La Vanguardia:

¡Ave, César! circula, aunque de una manera dispersa, sin centro, por el territorio de Barton Fink: una radiografía sardónica, de aliento satírico, de la edad de oro de Hollywood, se diría que concebida para el uso exclusivo del cinéfilo enciclopédico, que sabrá reconocer en la múltiple fauna convocada las contrafiguras de actores y directores célebres (George Clooney/Clark Gable, Ralph Fiennes/George Cukor o Scarlett Johansson/Esther Williams), lenguas viperinas ilustres (Hedda Hopper y Louella Parsons fusionadas en dos gemelas interpretadas por Tilda Swinton), relecturas de clásicos ( Un día en Nueva York o una de romanos entre Quo Vadis y Ben-Hur) o gremios sacudidos por la fiebre ideológica (los guionistas comunistas).

Sergi Sánchez en La Razón es algo más elogioso, y alaba sus homenajes cinéfilos, su divertimento y la califica como compendio, una antología de lo mejor de los hermanos Coen.

0 abrazoNos paramos un rato en “El abrazo de la serpiente”:

Y de Jordi Costa extraigo su párrafo más explicativo:

La figura chamánica del nativo Karamake, último superviviente de una tribu amazónica exterminada, sirve de nexo de unión entre los dos viajes que narra la película: el que realizó Theodor Koch-Grünberg en 1909, recogiendo testimonio fotográfico de un buen número de comunidades hoy desaparecidas; y el efectuado por el botánico estadounidense Richard Evans Schultes en 1940 en busca de la yakruna, una planta sagrada de propiedades alucinógenas.

Nuria Vidal en su blog da algunas claves de esta película:  El resultado es una película fascinante precisamente por su belleza y en especial porque no juega a la trascendencia ni a la lección etnológica. A Herzog y a Wenders les gustaría mucho, pero ni uno ni otro habrían podido darle ese tono de “cotidianidad” que Ciro Guerra, colombiano y conocedor de la Amazonía y sus gentes, consigue con total facilidad.

Aunque creo, y solo creo, que a Jordi Costa le ha gustado más escribir de “Anomalisa”:

Anomalisa camufla un contundente discurso sobre la crisis de madurez bajo las formas de una antipelícula de animación. También habla sobre el último tren (vital) y su irremisible pérdida. Y ofrece una extraordinaria metáfora sobre la fragilidad —y, también, la fugacidad— del amor verdadero, de ese deslumbramiento que empieza a morir en el mismo momento en que se manifiesta. Con una de las más enternecedoras y verdaderas secuencias de amor —y sexo— del cine reciente, Anomalisa es oro (negro).

Y a Sergi Sánchez, también, aunque sorprendentemente para mí, considera “Anomalisa” desde su lado optimista: “La vida vale la pena”, titula su crítica, y basa su frase en la epifanía de la canción de Cindy Lauper cantada a capella por el personaje femenino, momento realmente hermoso, sí, pero también descorazonador, como toda la película.

O eso pienso yo, y por eso he titulado mi comentario: Animación y Desanimación. Pero en todo caso admito que es una película desconcertante, sorprendente y que produce congoja.

En La Vanguardia coinciden conmigo, al menos en traer a colación al Bill Murray de “Lost in Traslation”, y en las gotas de amargura del momento canción de Cindy Lauper…

El-Mal-Que-Hacen-Los-HombresY en este periódico, Astrid Meseguer se ocupa de la película de Ramón Termens, “El mal que hacen los hombres”, y dice que: navega entre la violencia brutal y la tragedia con tintes conspirativos e invita a una profunda reflexión sobre los actos cometidos por los personajes, especialmente sobre los límites de la violencia.

Yo, en el ABC también hablo de ella:

Un «thriller» de violencia engallada y quietud desesperante, donde el juego consiste en la cambiante relación de fuerzas, sospechas y engaños para sobrevivir en ese siniestro baile en el que cada paso es pura metástasis. El actor Daniel Faraldo (también guionista) conoce con precisión lo que quiere transmitir esta historia bañada de amoralidad, en la que hasta la inocencia es perversa, y que necesita de sangre y crueldad para ser explicada, y es su personaje de sicario implacable el que controla el teclado de la maldad.

Había mucha más tela que cortar esta semana, pero tengo al sastre de huelga. O sea, que dejaremos unos retales para la próxima, cuando nos hayamos enterado de quiénes no han ganado todos esos Oscar que se merecían

Oti Rodríguez Marchante

@OtiRMarchante

Artículos relacionados:

 

 

from nosolocine http://ift.tt/1QzkU61
via IFTTT

adminCine y MásIFTTT,nosolocineLa semana anterior me columpié en mi elección de estrenos, tal y como confesé, pero en ésta he de decir que he hecho pleno: he visto la de los Coen, la de “El abrazo de la serpiente”, la del chalado Kauffman “Anomalisa”, y hasta la española de Ramón Termens,...