“Quien roba a un ladrón, tiene 100 años de perdón”. Refrán popular.

470406_jpg-r_160_240-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx“Cien años de perdón” es un thriller solvente que funciona muy bien porque de un guión sólido de Jorge Guerricaechevarria (Avilés, Asturias, 30 de noviembre de 1964). Sabe generar tensión, a medida que avanza añade complejidad, tiene un ritmo muy acertado y los personajes están bien construidos. Solo hay un par de flecos al final que no son del todo redondos.

Hay que recordar que Guerrica ha trabajado con directores tan talentosos como Enrique Urbizu, Daniel Monzón, Pedro Almodóvar o Álex de la Iglesia. Suyos son los guiones, por ejemplo, de “Celda 211”, “El niño”, “La caja Kovak”, “800 balas”, “El día de la bestia”, “La Comunidad”, “Carne trémula” o “Acción mutante” y es uno de los mejores guionistas españoles, especialmente de cine de género.

“100 años de perdón” nos habla de temas muy pegados a la actualidad como la corrupción política en España, los desmanes de la banca o los daños causados por la crisis económica, pero también hay temas que podrían calificarse de “eternos”, entre ellos la lealtad, la estrategia, la verdad como algo absoluto o el poder.

cien-anos-de-perdonEl film nos muestra una Valencia diferente a la que he visitado en muchas ocasiones, con lluvia permanente.

Poster-Cien-anos-perdon_MDSIMA20151019_1056_1La película arranca una mañana lluviosa y caos circulatorio, seis hombres disfrazados y armados asaltan la sede central de un banco en Valencia. Lo que parecía un robo limpio y fácil pronto se complica, y nada saldrá como estaba planeado. Esto provoca desconfianza y enfrentamiento entre los dos líderes de la banda, “El Uruguayo” y “El Gallego”. Pero ¿qué es exactamente lo que buscan los atracadores?

“100 años de perdón” podría recordar argumentalmente a “Plan oculto” de Spike Lee e incluso a “Atraco perfecto” de Stanley Kubrick, eso sí el espectador durante todo el metraje se irá replanteando cosas (será ¿un atraco imperfecto?), irá ampliando horizontes a medida que la narración avanza. En este aspecto el guión de Jorge Guerricaechevarria sabe jugar muy bien con el espectador.

El reparto funciona muy bien, brillan especialmente los dos protagonistas Luis Tosar y el argentino Rodrigo De la Serna que destacaba en “Diarios de motocicleta”. Les acompañan intérpretes muy conocidos como Raúl Arévalo, María Vico, Luis Callejo, José Coronado, Marián Álvarez, Luciano Cáceres y Joaquín Climent.

El director Daniel Calparsoro (Barcelona, 11 de mayo de 1968) ha realizado aquí, quizá, su film más redondo y menos personal, demuestra tener mucho oficio. Hay que recordar que debutó con un film tan inclasificable y personal como “Salto al vacío”, en 1995. Le siguieron “Pasajes”, “A ciegas” y “Asfalto” que también eran muy personales. Películas duras, violentas y en ocasiones radicales. Su pareja, en aquella época, era Najwa Nimri. Los últimos trabajos de Calparsoro no acababan de funcionar, les faltaba empaque, títulos como “Guerreros”, “Invasor” o “Combustión”, pero con “100 años de perdón” se vuelve a reivindicar. Tiene muchos números para, como mínimo, estar nominador en su categoría en los premios Goya del próximo año (seguro que el film logrará varias nominaciones en los premios de la academia de cine española).

 

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

 

 

 

 

from nosolocine http://ift.tt/1X7sQKl
via IFTTT

adminCrítica de Pelis en CarteleraIFTTT,nosolocine“Quien roba a un ladrón, tiene 100 años de perdón”. Refrán popular. “Cien años de perdón” es un thriller solvente que funciona muy bien porque de un guión sólido de Jorge Guerricaechevarria (Avilés, Asturias, 30 de noviembre de 1964). Sabe generar tensión, a medida que avanza añade complejidad, tiene un...