El fin de semana ha sido provechoso para la película española “Cien años de perdón”, de Daniel Calparsoro, y está en el primer puesto de las más vistas, según he podido leer en Nosolocine. Buenas críticas, buena taquilla…, ya puede ir teniendo cuidado Calparsoro, porque cuando se dan juntas ambas circunstancias, crítica y taquilla, a un director español, algo raro le va a pasar, no sé, un pufo con Hacienda, una invitación al festival de Venecia…

Cosas que han dicho los críticos de “Cien años de perdón”

Carmen Lobo en La Razón: Es un thriller de ritmo frenético que jam´`as aburre y con un gran e inusitado sentido del humor

219828_jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxxJosé López en Nosolocine: “100 años de perdón” nos habla de temas muy pegados a la actualidad como la corrupción política en España, los desmanes de la banca o los daños causados por la crisis económica, pero también hay temas que podrían calificarse de “eternos”, entre ellos la lealtad, la estrategia, la verdad como algo absoluto o el poder.

José Manuel Cuéllar en ABC:  Calparsoro no ha escatimado y a pesar de que su referente fuera Tarde de Perros (no Plan Oculto como parece), más bien le ha salido un El mundo es nuestro, pero mucho más en serio, tanto que se ha convertido en una denuncia social de alto calado.

Jordi Batlle en La Vanguardia le pone alguna pega: Como cine de denuncia, la película quizás se quede corta: es tan obvia la realidad que señala, que sus dardos no logran hacer sangrar.

Y Carlos Boyero, en El País,  está más bien a favor de ella: Calparsoro logra una película tensa, entretenida, rodada con personalidad y oficio, con actores competentes (espléndido e inquietante el argentino Rodrigo de la Serna), que gira alrededor del asalto a un banco donde guardan su rapiña los rufianes más poderosos, los padres de la patria. Y me aclaro. No esperen la versión española de Heat, la película que más me ha enamorado en los últimos veinte años, pero sí un producto tan visible como audible.

El-amor-es-mas-fuerte-que-las-bombasObservo que Jordi Costa le dedica  en El País una elogiosa crítica a “El amor es más fuerte que las bombas”, película de Joachim Trier: relato de narrativa fragmentada (…) Película dotada de muchísimos subtextos, todos de gran trascendencia y relacionados con cada etapa vital (…) El resultado es una obra apasionante…

Oti Rodríguez Marchante, en ABC, también es mayormente elogioso hacia esta película:

El director, Joachim Trier, consigue empaquetar con notable gusto narrativo y con mucha sensibilidad hacia los detalles, los comportamientos, las palabras y las emociones trabadas de los personajes, interpretados con precisión por la solidez de Gabriel Byrne, la esponjosidad de Jesse Eisenberg y la marcianidad del joven Devin Druid, que introduce el componente de confusión, de rebeldía e incluso genialidad a la historia.

13_minutos_para_matar_a_Hitler-713479933-largeSalvador Llopart, en La Vanguardia, se ha fijado en otra película de estreno, en “13 minutos para matar a Hitler”, de la que dice:

El presente de Alemania está marcado por la necesidad de convivir con esa herida que no cesa. Y con la pregunta que la acompaña: ¿cómo ocurrió?, ¿cómo dejamos que ocurriera?… La película es un sólido drama donde se aborda de nuevo el asunto…

Y Jordi Batlle titula su comentario sobre “Nunca es tarde” de manera gloriosa: Empacho de Pacino. En cuanto a mí, no he logrado tal precisión y mi título es simplemente Siempre Pacino.

Jordi Costa para hablar de “Rock in the Kasbah” pone también un ingenioso título: Operación Triunfo (afgano), y yo en ABC dedico mi esfuerzo a elogiar a Bill Murray, un actor que es lo único que suele recibir, elogios.

Oti Rodríguez Marchante

@OtiRMarchante

Artículo relacionado:

Programa 25 de El Martes Crítico. Conducido por Oti R. Marchante

 

 

from nosolocine http://ift.tt/1QJY0DN
via IFTTT

adminCine y MásIFTTT,nosolocineEl fin de semana ha sido provechoso para la película española “Cien años de perdón”, de Daniel Calparsoro, y está en el primer puesto de las más vistas, según he podido leer en Nosolocine. Buenas críticas, buena taquilla…, ya puede ir teniendo cuidado Calparsoro, porque cuando se dan juntas...