La novia surgió de la experiencia “tan dura” que vivió Paula Ortiz con su primera película, De tu ventana a la mía. “Nos planteamos qué historia querría rodar en el cine si fuese la última que rodase, y la historia que le había atrapado desde los 14 años era esta”, aseguró Javier García Arredondo, coguionista, montador y segundo operador de la cinta que continuó afirmando que “Paula hablaba de la tragedia como una experiencia sensorial, y de ahí la estética final que tiene la película. Ella quería que fuera excesiva para que se sintiese la catarsis”. A esto Migue Amoedo añadió  que en su primera película se le achacó “un barroquismo formal no justificado, pero su estilo es ese. Es donde se siente cómoda. En esta ocasión había que adaptar el poder de visualización que tienen los versos de Lorca, tenía que crear imágenes con sentimiento poético y con resonancia. No podíamos quedarnos a medias, había que provocar con las imágenes aquello que puede llegar a producirte un verso”.

 

No le quitó la razón el sonidista Nacho Arenas, que aseguró que Amoedo había definido muy bien lo que les pedía Ortiz –“Me tocó encargarme de que los versos acariciasen los oídos de los espectadores. Fue una película muy dura de rodar en la que primaron los espacios en lo que ella quería rodar, pero Paula tiene algo a la hora de captar al equipo que la acompaña. Te hace confiar, aún cuando sabes que estás saltando sin red”–. Álex Lafuente, que se ha estrenado en las lides de la producción con esta película, manifestó que “los jefes de equipo mantuvieron la historia en un código que se movía entre lo mágico y lo irreal, una fina línea entre los dos mundos que le marcaron Paula y Javier”. Arenas declaró que consiguió plasmar en el sonido el susurro que le requería la directora gracias a la colaboración de sus compañeros, “es la mejor forma de trabajar en un rodaje. Si sabes como ilumina una persona, sabes que puedes o no pedirle”.

 

 

Un éxito rotundo

 

El trabajo en equipo no fue la única cuestión que se trató en este encuentro con el público moderado por Nacho Gutiérrez Solana, en el que los espectadores atiborraron a preguntas a los responsables de la cinta que ha cosechado ya en la taquilla más de un millón de euros. En cuanto al casting, Lafuente resaltó que “fue fácil encontrar a Inma Cuesta, pero buscando a los chicos había que hallar un equilibrio absoluto entre esas dos fuerzas masculinas”, a lo que Arredondo se sumó diciendo que “entre los tres buscábamos algo parecido a un triángulo equilátero”. Entre ambos, relataron cómo fue el proceso de trabajo con el afamado compositor Shigeru Umebayashi, que trabajó desde Tokyo y al que más que “primera opción, siempre consideramos referencia”.

 

En cuanto a la deriva del cine español, “se están haciendo algunos movimientos de forma espontánea y orgánica, algo no apoyado por las instituciones, pero que dan como resultado un cine diverso, solo porque unos cuantos nos estamos empeñando. Lo más importante es que surge un cine arriesgado, diferente y que ha conectado con el público. Como productor, eso me parece ya un éxito rotundo”. Palabra de Álex Lafuente, que anunció que la película se estrenará en los próximos meses en Grecia, Turquía y EE.UU.

from Academia de cine http://ift.tt/1nwoWyy
via IFTTT

adminLo últimoAcademia de cine,IFTTTLa novia surgió de la experiencia “tan dura” que vivió Paula Ortiz con su primera película, De tu ventana a la mía. “Nos planteamos qué historia querría rodar en el cine si fuese la última que rodase, y la historia que le había atrapado desde los 14 años era...