José Luis García Sánchez, acompañado de numerosos compañeros y amigos, como Antonio Resines, Manolo Gutiérrez Aragón, Álvaro de Luna, Fernando Chinarro, Julio Diamante,… vivió la presentación de El humor como bicarbonato, un libro nacido de la admiración, convertida meses después en amistad, que el autor Javier de la Torre le profesa al cineasta salmantino desde el visionado de Las truchas –”Quedé completamente epatado tras el visionado de este filme tan crítico estrenado en 1978, Oso de Oro en el Festival de Berlín. Tuve una necesidad imperiosa de hacer este libro”–. El realizador aseguró que los cineastas de hoy necesitan “productores como el comer. La gente del cine y el teatro ya no se reúne en los cafés como antaño, y hay que reunirse”, algo en lo que ahondó el presidente de la Academia, Antonio Resines, que dio la bienvenida a los asistentes y reivindicó la necesidad de volver a las salas y recuperar títulos del cine español del pasado a los que actualmente no es fácil acceder. 
 

Prologuista del libro, Carlos Boyero quiso destacar que “este tipo es incapaz de cortarse, ni en la vida ni en el cine. Es un individuo excesivo, y puedo decirlo tras cuarenta años de relación. Tiene agilidad mental, gracia, es divertido hasta el límite: podría ser demoniaco, pero a mí me ha salvado la vida. Espero que Pepe siga con el cine”. María Barranco, que ha sido dirigida por García Sánchez en varias ocasiones, confesó que venía “virgen” porque no había leído aún el libro, pero que podía afirmar que estaba “plenamente orgullosa de haber trabajado y tener la amistad de Pepe. Hicimos para televisión La mujer inesperada, con el que me sentí muy plena. Nos reíamos tanto juntos en los rodajes que la mayoría de las veces nos olvidábamos que estábamos trabajando”. 

 

En representación de la Plataforma de Nuevos Realizadores, que edita el volumen junto a la editorial Notorious en su colección Perspectiva en Corto, Montserrat Santalla recordó a los asistentes que cada año homenajean, por votación de los socios, “a un cineasta esencial en la historia de nuestro cine. De José Luis nos gusta que ha considerado siempre el cine como un arte colectivo”. Guillermo Balmori, de la editorial, puso en valor que estamos frente “a un libro hecho por un autor amigo para un cineasta amigo”. 

from Academia de cine http://ift.tt/1VBgRar
via IFTTT

adminÁrea de AfiliadosAcademia de cine,IFTTTJosé Luis García Sánchez, acompañado de numerosos compañeros y amigos, como Antonio Resines, Manolo Gutiérrez Aragón, Álvaro de Luna, Fernando Chinarro, Julio Diamante,... vivió la presentación de El humor como bicarbonato, un libro nacido de la admiración, convertida meses después en amistad, que el autor Javier de la Torre le profesa...