Galardonada con el Homenaje a los Profesionales de la Academia de Cine, Rodríguez , con ayuda de aguja e hilo, dio luz a los sueños de los figurinistas con los que compartió mucho más que trabajo.

Su carrera llegó hasta Joa­quín Oristrell, con el que esta costurera del séptimo arte trabajó en su último proyecto cinematográfico, Insconcientes, en el que cosió con pasión para que Leonor Watling y Luis Tosar se sintiesen en los albores del siglo XX.

Rodríguez, que consideraba que para los técnicos “siempre es más difícil, si cabe, que para directores y actores”, comentaba divertida que en los rodajes siempre se decia que  “si lo decía Marina, seguro que era verdad”.

from Academia de cine http://ift.tt/2dCpSjD
via IFTTT