Barroso destacó que este certamen supone una forma de activismo dentro del teatro y el cine y que conecta con una etapa en la que la Academia tiene sobre la mesa el debate sobre el cine y la educación. “En estos tiempos en los que la revolución no se hace en un día, sino poco a poco, esta revolución la encarnan Carlos, Ana y Juan”, afirmó.

 

En el acto en la Academia también estuvo presente el director general de la institución, Joan Álvarez, que alabó a los responsables de 16 Km que “con una sola edición, la primera de muchas, habéis logrado cambiar algunos referentes que parecían muy difíciles”.

 

Al recoger el galardón, el actor Carlos Olalla desgranó cómo la interpretación es una profesión que le ha preparado para enfrentarse a la vida y a un mundo injusto. “Nos tenemos que plantear que el cine no es solo entretenimiento. Defender nuestra profesión es algo que nos compete a todos. Montando festivales como este no solo demostramos el poder del cine en Cañada o en España, sino a nosotros mismos”, señaló este intérprete, que está convencido de que “Cañada y cine juntos son dignidad”.

 

Por su parte, Ana Isabel González reivindicó a todas las instituciones que trabajan día a día en la Cañada, al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid y a los vecinos y vecinas del barrio, que son “el principio, el motor y la meta del festival 16 km”. Mientras que Juan Merin resaltó que “el talento existe en todos los lugares y todas las condiciones sociales, hay que reivindicarlo para que el talento de estos niños que están en una situación de vulnerabilidad social se pueda recuperar”. 

 

Foto: ©Enrique F. Aparicio

 

Usar el cine para fines sociales 

 

En su edición número quince, este galardón con el que la Academia reconoce la labor de aquellas personas o instituciones que, valiéndose del medio cinematográfico, lo emplean para la consecución de fines sociales, ha recaído en este festival, que nació como fruto del trabajo que la Fundación Voces lleva haciendo desde 2011 y que tiene por objetivo acercar el cine a la población de la Cañada, área con difícil acceso a actividades culturales.

 

El festival ya prepara su segunda edición en la que adelantan que tratarán el tema del género proyectando películas pensadas para las mujeres de la Cañada y rodarán un corto junto a niños de Bombay en el que los niños mostrarán el barrio a través de sus ojos y a ritmo de rap. 

from Academia de cine http://ift.tt/2pCQyb4
via IFTTT