España 21 de septiembre

Diana
Año: 2018
Duración: 101 min.
País; España
Dirección: Alejo Moreno
Guion: Alejo Moreno
Música: Ismael Viñoly
Fotografía: Irene Cruz
Reparto
Ana Rujas, Jorge Roldán, Laura Ledesma, Lucio Romero, Cayetana Cabezas,Moisés Rodríguez

Sinopsis
El dormitorio de un piso de la Castellana, Madrid. Es el dormitorio de Sofía, una escort de lujo. Su nuevo cliente descubre el misterioso nombre que ella tiene tatuado en su pierna: “Diana… ¿Diana es tu nombre real?” Él se presentó como Hugo pero en realidad se llama Jano. Aparenta ser un educado hombre de negocios, un emprendedor moderno y cercano. ¿Lo es? El piso de Sofía se convertirá en el escenario de un perturbador juego donde se revelarán las personalidades que ambos ocultan.

Crítica:
Alejo Moreno, en este su primer largometraje, ha realizado una extraña comedia de tinte social, envolviéndola en el falso glamour de una guapa y pretenciosamente refinada scort de lujo, tan auténtica, que no guarda ningún pudor por lo que hace.
Los primeros minutos de la historia nos despierta el interés por lo sorprendente del planteamiento y por el atractivo look del personaje, el descaro aparentemente franco de la intérprete, y su actitud resuelta a no ocultar nada. También por la imaginación perturbadora que muestra en su primer encuentro con el canal de Televisión que la entrevista. Creo que también le acompaña un buen diseño artístico. Pero eso no es suficiente para hacer una película que interese al público. Su factura de producción es buena, pero la historia pasa por fases largas que se hace rutinaria, algo ingenua, con diálogos flojos y hasta monótonos que desenganchan al espectador hasta bien avanzada la película.
Es justo decir que en el último tercio, el guion aporta giros inesperados que vuelven a enganchar y a despertarnos el interés por la historia, pero pese al intento de sorprendernos, ahora ya, los personajes parecen impostados y menos creíbles que al principio, por eso terminan dejándonos de interesar con la misma tensión, aunque muestren una atractiva imagen que podrían componer una buena novela negra. Pero a la película le falta dominio de control de tiempos e intriga en el juego de descubrir quien es quien en cada momento.Como resultado final el director nos ofrece una obra con luces y sombras, aunque atractiva por momentos.
Buena fotografía y amable diseño estético.
Pepe Méndez