La sociedad literaria y el pastel de piel de patata
Pais: Reino Unido
Dirección: Mike Newell
Guion
Thomas Bezucha, Don Roos (Novela: Annie Barrows, Mary Ann Shaffer)
Reparto
Lily James, Michiel Huisman, Glen Powell, Jessica Brown Findlay, Matthew Goode,Tom Courtenay, Penelope Wilton, Tim Ingall, Katherine Parkinson, Kit Connor,Dilyana Bouklieva, Andy Gathergood, Marek Oravec
Productora
Emitida por Netflix; Blueprint Pictures / Paula Mazur / Mazur / Kaplan Company
Sinopsis
En 1946 una escritora de espíritu libre, Juliet Ashton, establece una amistad con los residentes de Guernsey Island tras la Segunda Guerra Mundial, y decide escribir un libro sobre sus experiencias durante la guerra.

Crítica:

Mike Newell, siguiendo la corriente creativa del buen cine británico, es especialista en llevar a la pantalla grandes obras literarias, “Cuatro bodas y un funeral” (1994), “Dannie Brasco” (1997), ·El amor en tiempos del cólera” (“2007) “Harry Potter” (2006), “Grandes esperanzas” (2012), y esta última La sociedad literaria y el pastel de piel de patata, centro del presente comentario, todas ellas -aunque hay una variedad de géneros- adaptadas con bastante acierto, que van desde la comedia clásica, el drama, la aventura, y hasta el thriller policiaco.

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata es un film que está entre el drama y la comedia de fina crítica, con un latente poso de ternura que se desprende en todos los personajes, con momentos cómicos de fina sonrisa mezclando situaciones de tensión casi esperpéntica. Es una historia situada en una época llena de precariedades -recién terminada la II Guerra Mundial- contada como si fuese un poema rural, de esos que a principios del siglo pasado se contaban alrededor del fuego invernal, y está plagada de situaciones de confusión dramática de las que ignoramos como sortearán las dificultades para salir bien parados del lío en que se han metido, aunque intuimos que en una historia así, con unos personajes tan auténticos y a la vez tan llenos de nobleza y hasta cierta dosis de ingenuidad, debe hallarse la fórmula para que todo encaje y termine bien, aunque a veces el director nos sorprenda con giros inesperados.

Interpretaciones excelentes en su conjunto. Ambientación ajustada al rigor y a la exigencia que los británicos tienen cuando se trata de reflejar dramáticamente el pasado en el cine.
Una película agradecida, que si no somos demasiado exigentes nos ha de alegrar el día. Mike Newell, después de su irregular anterior adaptación de, “Grandes esperanzas” de Dickens, vuelve inspirado con esta divertida “Sociedad literaria……”

P. M.