L

Año: 2018

Duración: 128 min.

País: Canadá

Dirección: Denys Arcand

Guion: Denys Arcand

Fotografía: Van Royko

Reparto

Alexandre LandryMaripier MorinRémy GirardLouis MorissetteMaxim Roy,Pierre CurziVincent LeclercYan EnglandClaude LegaultFlorence Longpré,Paul DoucetJames HyndmanBenoît BrièreGaston LepageGeneviève Schmidt,Mathieu Lorain-DignardDenis Bouchard

Sinopsis

Pierre-Paul, de 36 años, un intelectual y doctor en filosofía se ve obligado a trabajar como repartidor para tener un salario decente. Un día, mientras entrega un paquete, se topa con la escena de un robo a mano armada que ha salido mal con un resultado de dos muertos. Se encuentra con dos bolsas de deporte repletas de billetes. Pierre-Paul se enfrenta a un dilema: largarse con las manos vacías o coger el dinero y huir… Sucesora temática de las películas de Denys Arcand ‘El declive del imperio americano’ y ‘Las invasiones bárbaras’.

Comentario:

Con un estilo no del todo propio de películas anteriores de este director, Denys Arcand ha logrado con esta obra, que baila entre el género de comedia, thriller  -con sabios ingredientes de suspense- algunos toques de cine macabro, y absurdas situaciones  que podemos encontrar relacionada con la obra del mejor Polansky;  todo esto unido a un guion sin fisuras,  unas interpretaciones perfectas, casi angelicales, nos dan una película descreída, moderna, que desvela los entresijos de la depresión económico social y el desencanto de los ciudadanos con el Estado y todos los estamentos, oficiales o no, en los que se sostiene el estado burgués capitalista.

La película está llena de la mejor sátira sobre los valores filosóficos y culturales, muchos de ellos falsos o equivocados, en los que nuestra sociedad occidental se ha educado y sobre los que se sostiene, popularmente -ante todo como cultura de masas en las grandes urbes- que impregna al ser humano la ambición como principal valor esencial. Y en ello estamos.

Puede que ciertos momentos del desarrollo nos parezcan algo inverosímiles, de poética de adolescente, pero todo ello, mezclado con inteligencia e intrigantes giros de guion,  nos envuelve en una intriga subyugante que nos lleva a sospechar que puede pasar el desastre que no deseamos ver como espectadores. Inteligente conducción de una película narrada con maestría y encarnada por unos personajes con certeras caracterizaciones y acertadas interpretaciones con las que empatizamos en todo momento.

Un gozo de película, poco ruidosa y cercanos afectos.

Pepe Méndez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas