Boi (Un mapa en el corazón)

Boi

Año: 2018

Duración: 111 min.

País: España

Dirección: Jorge M. Fontana

Guion: Jorge M. Fontana

Música: Pablo Díaz-Reixa «El Guincho»

Fotografía: Nilo Zimmermann

Reparto

Bernat QuintanaAdrian PangAndrew LuaMan MourentanMiranda Gas,Fina RiusRachel LascarPol LópezDavid SustMacarena GómezJosé Sacristán

Productora

Coproducción España-Rumanía-Singapur; Aquí y Allí Films / Versus Entertainment / SC Indie Studio Productions / ICAA. Distribuida por Filmax

Géner: Drama | Comedia negra

Sinopsis

BOI es un joven que se inicia como conductor privado. Mientras espera con nervios la decisión que ha tomado su novia sobre un asunto que puede cambiarles la vida, deberá acompañar a sus primeros clientes: Michael y Gordon, dos empresarios de origen asiático que han venido a Barcelona con el objetivo de cerrar en menos de 48 horas un acuerdo de vital importancia.

Comentario:

Este joven debutante nos presenta una película bastante difícil de clasificar, pero su narración es todo un ejercicio de estilo que sorprende por el pulso seguro que muestra en el manejo de la cámara para contarnos una sencilla historia que, en literatura, podríamos definir como minimalista y que, en cine, a veces, hemos visto como un juego virtual entre la recreación narrativa  del medio expresivo propio del lenguaje audiovisual. Así que, para despertarnos el interés máximo en lo que intuimos que puede pasar, más allá de lo que la imagen nos muestra en la pantalla, el director Jorge M. Fontana, utiliza la sorpresa y algunas escenas incomprensivas con ciertas dosis de surrealismo, pero cuyo desconcierto nunca deja de tener intriga y un potencial interés que impregna de leve suspense  la atmósfera de cada escena. Porque sabemos que algo pasa, pero no logramos alcanzar el misterio que encierran ciertos personajes y los extraños sucesos en los que se involucra, casi sin querer, y lleno de buena fé, Boi, el indeciso personaje central de la historia.

Boi, en su representación de aparente buen chico, legal y algo perdido en ese nuevo oficio que acaban de ofrecerle, y sobre todo, despierta, -por lo incierto y la inseguridad que sabemos de su vida privada-  una afectuosa cordialidad con el espectador, que invita a protegerle, si eso no fuese ya una historia contada. Esta película debería ser posible cambiar su discurrir, a medida que avanza la historia, para que cada espectador pudiese hacer de creativo, e ir cambiando los pasos de los personajes, que el director mueve por un sinfín de rincones de Barcelona, con un diseño espectacular posmoderno y elegante. Fontana se muestra creador de espacios y situaciones inverosímiles en los que, sospechamos que encierran algún enigma, pero nada nos muestra en su discurrir narrativo, que lo delate.

Me ha sido imposible eludir algunas referencias estilísticas de películas como “Jo, que noche !”  y “Malas calles” de Scorsese, y la creación de desconcierto y latente y suspense que, como un leit.motiv dramático, nos envuelven las películas de  David Lynch y, algunos momentos puntuales jocosos que suele regalarnos el cine de Polanski. Lo que me parece verdaderamente valioso es que, con un guion poco coral, más bien reflejo de pulsiones íntimas de un muchacho inseguro de su futuro, con preocupaciones personales que aspira a soluciones inmediatas, Fontana ha sabido crear un microcosmos, reflejo de un momento social que traspasa el campo del “yo” personal, y nos sitúa en ese mundo global en el que se urden tantas tramas de vida a nuestro alrededor, algunas de subsistencia  y otras de ambición, pero que, conviviendo con ellas cotidianamente no somos capaces de ver.

Quisiera hacer dos apuntes favorables más: primero, la  magnífica banda sonora a cargo de El Guinxo, incluyendo algunas canciones emblemáticas reconocidas del pop de los 60/70, y, segundo, el descubrimiento como actor de Bernat Quintana en su magnífica interpretación de chico íntegro pero lleno de un mar de dudas e inseguridades, que representa bien, sociológicamente, el pálpito de lo que vive en nuestro mundo, una parte de la generación de jóvenes en la actualidad. Auguro un brillante porvenir en la escena de nuestro País, a este joven actor.

P. M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas