+34-685402443 (TF o WhatsApp) - COMPARTIENDO EXPERIENCIAS Y REFLEXION DE TECNOLOGIA /ARTE / NEW MEDIA EN COMUNIDAD

Donbass

Año: 2018

Duración: 120 min.

País:  Ucrania

Dirección y guion: Sergei Loznitsa

Música: Vladimir Golovnitiski

Fotografía: Oleg Mutu

Reparto

Valeriu AndriutaEvgeny ChistyakovGeorgi DeliyevVadim Dubovsky,Konstantin ItuninBoris KamorzinSergeï KolesovSvetlana Kolesova,Thorsten MertenIrina PlesnyayevaSergey RusskinAlexander Zamuraev

Productora

Coproducción Ucrania-Alemania-Francia-Países Bajos (Holanda)-Rumanía; Arthouse Traffic / Graniet Film BV / JBA Production / Majade Fiction / Wild at Art. Distribuida por Pyramide International

Sinopsis

Cuando se llama “paz” a la guerra, cuando la propaganda es presentada como la verdad, cuando se llama “amor” al odio, es ahí donde la misma vida comienza a parecerse a la muerte.

Premios

2018: Festival de Cannes: Un Certain Regard – Mejor director

2018: Festival de Sevilla: Giraldillo de Oro (Mejor película)

Crítica

Un caos de información interesada y el descontrol en una zona de conflicto bélico en Ucrania, dan lugar a una serie de situaciones extremas que terminan angustiosamente en un análisis terrorífico de descontrolado espanto. Espanto es en lo que se convierte el ser humano en esas lides de manipulación, de miedo, de hambre, de huida hacia no se sabe dónde, de inseguridad por la vida y de falto de cualquier derecho en donde un ser inocente puede convertirse en víctima por el simple capricho de cualquier imberbe que, vestido de uniforme empuñe un fusil, o cualquier civil que, sintiéndose patriota -sea de un bando o de otro- desde detrás de una ventana dispare a cualquier paseante porque le ha parecido que ese es su enemigo.

Todo puede discurrir con la máxima naturalidad, con la confianza de la impunidad y casi sin ninguna conciencia de que, lo que se hace está bien o mal.

La película está estructurada en largas secuencias, matizando los detalles, y cada una de esas secuencias es una historia en si misma, en la que parece que parte de la nada pero que de una manera muy inteligente y una gran sensibilidad y dominio del drama -llamémosle psicológico- crea una trama angustiosa, sofocante, que rápidamente atrapa al espectador y lo hace partícipe de una reflexión moral de la que no puede escapar. Son secuencias descriptivas de unos hechos que, cada una de ellas en sí mismas podrían ser una película, pero que su conjunto forman un film contundente, de obligado análisis de conductas sociales límites.

Dombass, de Sergei Loznitsa, ganadora del Giraldillo de Oro en el Festival de Sevilla, es en mi opinión, la mejor película estrenada, hasta ahora, del 2019, por su auténtica escenografía, por planteamiento, por discurso narrativo y por adaptación cinematográfica de unos guiones que duelen por su dureza, pero que son creíbles a pesar de su sencilla puesta en escena, tan teatral y a la vez tan de “cine puro”.

Pepe Méndez

Skip to toolbar