+34-685402443 (TF o WhatsApp) - COMPARTIENDO EXPERIENCIAS Y REFLEXION DE TECNOLOGIA /ARTE / NEW MEDIA EN COMUNIDAD

¿Quién está detrás de los éxitos musicales más bailados verano tras verano en discotecas como Ushuaia o Pachá o festivales como Tomorrowland? ¿Son David Guetta o Martin Garrix los creadores de sus temas o hay alguien a la sombra en la producción musical? ¿Estrella y talento están reñidos? Elghost producer o productor fantasma es un secreto a voces en la música electrónica. Mientras que en otros ritmos como trap, reguetón o pop es algo natural, en la música de club reina el secretismo con autorías ajenas.

“El DJ está más pendiente de pinchar, de sus directos, pero hay veces que tienen que aportar más que su sesión, temas nuevos; pero o no tiene tiempo o no sabe. En este caso contrata gente, que no aparece acreditada, y la crea”, asegura Ramir Martínez, diseñador tecno-pedagógico de Microfusa, la escuela de tecnología musical ya con treinta años en Barcelona y que acaba de abrir un centro en Madrid.

Avicci, en su día, o Maarten Vonwerk han sido dos de los “ghost producers” más sonados en los últimos años dentro de la música electrónica de baile (EDM). Éste último, con una experiencia de más de 16 años como productor musical, ha creado tracks para estrellas como Dimitri Vegas & Like Mike, Quintino o Joachim Garraud quien dicen ser el artífice de los principales hits de David Guetta.

“Un solo nombre luce más, el DJ es como el artista total, pero en la práctica no es así. Se ayuda de otras personas y los beneficios del tema musical son compartidos”, explica el diseñador tecno-pedagógico de Microfusa, quien añade que “la confianza o el reconocimiento están detrás de la elección de un ghost producer y no tanto páginas creadas por la industria. Hoy en día no hay una oficina de ghost producers, es un trabajo subterráneo; depositas la confianza en una persona, alguien con quien trabajar bien y guardar el secreto si es lo que buscas”.

Estilos de vida, suerte o amor por distintas fases de la industria están detrás de estos dos perfiles que en ocasiones también van de la mano. Dos perfiles que Microfusa conoce bien ya que se ha convertido en una referencia nacional en la formación centrada en las nuevas tecnologías aplicadas al mundo de la música y el sonido, ya sea en el ámbito más técnico y profesional o a su uso más creativo, desde la música electrónica al mundo DJ. Con una vocación pionera, fueron los primeros en ofrecer cursos integrales dedicados enteramente a la producción musical, de sus aulas han emergido profesionales, DJS y artistas musicales con carreras consolidadas.

Skip to toolbar