+34-685402443 (TF o WhatsApp) - COMPARTIENDO EXPERIENCIAS Y REFLEXION DE TECNOLOGIA /ARTE / NEW MEDIA EN COMUNIDAD

Si en un libro, aparece como subtítulo  “¿Podremos ser invisibles viajar en el tiempo y teletransportarnos?” ¿alguien puede resistirse a ojear-hojear sus páginas?..Algunos hemos llegado a Michio Kahu y a su “Física de lo imposible” de forma difusa, atraidos-en una librería- por ese interrogante inicial de fantastico marketing editorial.Reconozco que compré el libro por mi curiosidad insaciable pero también por esa cercanía con la que el autor nos lleva a su reflexión. Alguien que te explica que devoraba las aventuras de Flash Gordon y advirtió que detrás del héroe estaba el científico,el doctor Zarkov que diseñaba naves espaciales y  viajes a Mongo consigue ya en el prefacio una complicidad que no cesa hasta el final de las 350 páginas de esa impagable “Física de lo imposible”.Para motivaros a su lectura y para no extenderme en exceso, daré algunas “pistas” que puedan ser útiles: Michio plantea como muchos de los avances de nuestra época eran inimaginables para los científicos de hace un siglo. En la novela “Paris en el siglo XX”  Julio Verne predecía en el 1863 una ciudad con maquinitas de fax, rascacielos de vidrio y trenes elevados de alta velocidad. Todo ello se consideraba imposible en el siglo XIX…Como dice el autor de “Física de lo imposible” “no es sorprendente que Verne pudiera hacer predicciones tan precisas porque él estaba inmerso en el mundo de la ciencia y aprendía de las mentes de los científicos que tenía alrededor”.Michio con su mente científica y cartesiana nos propone en su libro dividir las cosas “imposibles” en tres categorías: En la primera,la clase I, estarían las que hoy son imposibles pero que no violan las leyes de la física, y que podrían ser posibles en este siglo, en la segunda están aquellas que están al límite de la comprensión de nuestro mundo físico y que sólo podrian realizarse en una escala de miles de años mientras en el tercer grupo estarían las tecnologías que violan las leyes físicas conocidas y que si resultaran posibles implicarían un cambio fundamental en nuestra comprensión de la física.En el primer grupo incluye, por ejemplo, teletransporte, psicoquinesia o invisibilidad mientras que en el segundo estarían las máquinas del tiempo o el viaje a través de agujeros de gusano…Sobre esta tesis de partida se edifica el libro, donde el lector inquieto acabará sabiendo si podremos teletransportarnos o viajar en el tiempo. Ahí lo dejo…

Share This

Share This

Share this post with your friends!

Aneu a la barra d'eines